Salud intestinal

Diarrea en conejos: cómo apoyar el sistema digestivo de los conejos: ¡actúe ahora y prevenga!

cargar más

Salud intestinal

Nuestra tienda en línea es sólo

incl. IVA.

excl. Envío

Salud intestinal

Nuestra tienda en línea es sólo

incl. IVA.

excl. Envío

Salud intestinal

Nuestra tienda en línea es sólo

incl. IVA.

excl. Envío

Diarrea de conejo: ¡prevenga los trastornos intestinales en conejos!

El sistema digestivo de nuestros conejos domésticos es bastante complicado por naturaleza. Por lo tanto, desafortunadamente, los trastornos intestinales como la diarrea no son infrecuentes en los conejos. El proceso de digestión comienza en la boca con los dientes, que crecen 1-2 mm por semana, por lo que se debe asegurar una abrasión suficiente con la alimentación adecuada. El estómago está débilmente musculado. Por lo tanto, los conejos deben tener comida disponible durante todo el día para que la pulpa de la comida pueda ser transportada más lejos por la comida que viene de arriba.

Los conejos también son conocidos como fermentadores cecales. El ciego de los conejos es relativamente grande (alrededor del 40% del volumen total de los órganos digestivos) y contiene bacterias vitales para la digestión de la celulosa en particular. Se debe tener cuidado para asegurarse de que el conejo consuma suficiente fibra cruda, de lo contrario, el valor del pH en el ciego cambiará al rango ácido y se promoverá la formación de bacterias intestinales desfavorables, lo que provocará diarrea en el conejo. Por esta razón, el heno siempre debe estar disponible como fuente principal de alimento.

La característica especial del conejo es la llamada cecotrofia: el conejo excreta excrementos blandos ricos en vitaminas del ciego, cuya cantidad aumenta con el aumento del contenido de fibra cruda y lo absorbe regularmente de nuevo. Por lo tanto, el riesgo de desarrollar enfermedades graves del sistema digestivo, como la diarrea, es bastante alto debido a una alimentación inadecuada que contiene muy poca fibra cruda. Además, diversos tipos de patógenos como bacterias coli, coccidios o clostridios, individualmente o en combinación con factores estresantes como la falta de fibra cruda, bioseguridad inadecuada, cambios en el clima o cambios de ubicación, pueden conducir a la tan temida enterocolitis, que se acompaña de diarrea intensa, parálisis intestinal y, a menudo, grandes pérdidas. Si se reconocen signos de enfermedad, se deben tomar medidas inmediatas.

Sin embargo, ¡siempre es mejor prevenir que curar! Dado que una función digestiva alterada favorece la proliferación masiva de microorganismos patógenos y endoparásitos, las propiedades fisiológicas del tracto gastrointestinal de los conejos deben conservarse, estabilizarse y optimizarse con una alimentación óptima.

¡Recomendamos el orégano DOSTO® para esto!