Salud intestinal

Enfermedades de las aves de corral - Medidas para prevenir enfermedades intestinales en las aves de corral y estabilizar la salud intestinal - ¡Obtenga más información aquí!

cargar más

Salud intestinal

Nuestra tienda en línea es sólo

incl. IVA.

excl. Envío

Salud intestinal

Nuestra tienda en línea es sólo

incl. IVA.

excl. Envío

Salud intestinal

Nuestra tienda en línea es sólo

incl. IVA.

excl. Envío

Enfermedades de las aves de corral - enfermedades intestinales - ¡prevenir ahora!

Un intestino sano es un requisito previo para el bienestar y el funcionamiento del sistema inmunitario de las aves de corral y también desempeña un papel crucial en términos de productividad del rebaño y seguridad alimentaria. La base de un intestino intacto es una proporción equilibrada de microorganismos en el intestino, lo que tiene un gran impacto en la digestibilidad de varios nutrientes y, por lo tanto, en la salud y la productividad de los animales. El equilibrio del microbioma intestinal y, por lo tanto, la salud intestinal pueden verse comprometidos por una variedad de patógenos potenciales de origen bacteriano, viral y parasitario.

Las aves de corral son particularmente sensibles a los parásitos gastrointestinales. Los principales parásitos gastrointestinales de las aves de corral incluyen parásitos unicelulares como coccidios o histomonas, gusanos redondos como gusanos traqueales, gusanos estomacales, gusanos redondos, gusanos del pelo y apendicitis, así como tenias y rasguños. Las consecuencias de las enfermedades parasitarias de las aves, como la infestación por gusanos, a menudo incluyen una peor conversión alimenticia debido al daño a la mucosa intestinal, incluso si solo hay una pequeña infestación; una infestación masiva puede provocar diarrea, emaciación, disminución del rendimiento e incluso obstrucción intestinal.

Los animales jóvenes que carecen de los mecanismos de defensa necesarios a menudo se ven afectados, mientras que los animales mayores a menudo han aprendido a vivir en equilibrio con sus parásitos. Otros factores debilitantes, a veces inevitables, como el cambio de alimento, las vacunas, el transporte, las altas densidades de población y las condiciones climáticas subóptimas, la falta de bioseguridad u otro estrés tienen un impacto negativo en el equilibrio de los microorganismos en el intestino. La mucosa intestinal se vuelve cada vez más permeable, lo que significa que puede entrar más agua en el intestino y las heces se licuan. La cama húmeda y las enfermedades posteriores, como la inflamación de las almohadillas de los pies, se encuentran entre las consecuencias negativas. Por tanto, la higiene y una alimentación equilibrada y adecuada son requisitos básicos para una población animal sana.

A pesar de todas las medidas tomadas, las enfermedades intestinales en las aves siguen reapareciendo. Entonces es una buena idea tener algo a mano en todo momento como precaución o cuando surjan problemas por primera vez.

¡Recomendamos el orégano DOSTO® para apoyar y estabilizar el sistema gastrointestinal!